25 de junio de 2017

X Jornada de Clubs de Lectura

¡Hola, lectores de fantasía!

¿Sabéis lo que sucedió el sábado 17 de junio? Pues que se realizó nada más y nada menos que la X Jornada de Clubs de Lectura de Galicia. Es decir, hace diez años que se fomentan los clubs de lectura en los institutos de Galicia y para celebrarlo, como cada año se reúnen solo los profesores para intercambiar ideas y aprender a mejorar unos de otros, en esta ocasión los miembros lectores también fuimos invitados.

Y fue… MA - RA - VI - LLO - SO.

Más que nada porque no sabíamos qué esperarnos y lo que nos encontramos nos encantó. Así que queremos compartir la experiencia con vosotros.

Imagen de Edu xunta

Aprovecho para deciros que yo, Sindy, estoy escribiendo la entrada porque Rush está de viaje, pero me ha dejado lo que quiere que ponga en su nombre ;)

Al llegar nos entregaron unos identificadores y una mochila con el programa de la jornada, un plano del lugar, una visera, una libretita y un lápiz. El lema del encuentro era “Somérxete!!!” (sumérgete) así que había photocalls con esa temática.

  

Nos fascinó la actuación del grupo Pistacatro, que representó algo así como el mundo de los libros, en el que mientras uno de los actores (no sé si eran actores o equilibristas o algo así, pero lo hicieron genial :) estaba leyendo, los demás representaban la historia que estaba leyendo y era como si el lector terminase envuelto en la propia historia.

Aquí tenéis un enlace a un vídeo de parte de la actuación. No se aprecia como en directo, pero así os podéis hacer una idea de cómo era. 

Creo que actuaron más veces a lo largo de la jornada, pero no tuvimos ocasión de verlos porque estuvimos muy ocupadas. Por otro lado, andaban por ahí disfrazados de mimos o payasos y se encargaban de dar indicaciones. A mí, por ejemplo, uno que parecía un payaso me entrevistó con un bolo como micrófono. En especial me gustó cruzarme con una mujer que iba en zancos y llevaba varios globos en la mano.


A continuación se le entregó el Premio de los Clubs de Lectura a Miguelanxo Prado, nada más y nada menos que el diseñador de la figura de Xabarín 💘 (de Xabarín Club, en el que se resume nuestra infancia de televisión).


Después Óscar López, el presentador de Página 2, estuvo haciendo con nosotros una especie de taller en el que vimos cómo se podría hacer un programa de televisión sobre libros. Cinco miembros de cinco clubs de lectura (entre ellos una amiga nuestra) lo acompañaron en el escenario. La escritora Ledicia Costas y la booktuber Violeta Moon colaboraron en la actividad. Además, un cámara nos explicó los diversos planos entre los que se podía optar para grabar a una persona. Fue muy entretenido.




Las imágenes son de Edu xunta, donde podréis encontrar más información sobre el evento.

A las doce teníamos un taller de “Cómo escribir un relato de misterio” con Miguel Anxo Fernández, pero poco antes nos dieron algo para comer. Tuvimos un pequeño percance porque entendimos que teníamos media hora para comer lo que nos habían dado, pero como la charla con Óscar López duró un poco más de lo que debería, los talleres no se aplazaron como creíamos, sino que empezaron a las doce igual. Fue uno de los actores de Pistacatro el que nos dijo que los talleres ya habían empezado y, claro, nosotras y un amigo que también iba a ese taller nos echamos a correr y subimos por las primeras escaleras que encontramos (porque el taller era en la planta de arriba). Pero terminamos llegando a un pasillo oscuro en el que estaban los camerinos de los escritores y demás personas de relevancia (como Óscar López). Así que como ya íbamos con retraso, nos desesperamos aún más.


Imagen de Edu xunta

Al final llegamos a la habitación en la que se impartía el taller diez minutos tarde, pero el taller estuvo muy bien y tampoco nos perdimos tanto. Entre otras cosas, descubrimos qué era el Macguffin y Miguel Anxo nos explicó cómo se organizaba él para escribir y de dónde sacaba muchas veces la imaginación el escritor. Fue muy interesante y tomamos muchas notas de todo lo que decía. Me llamó la atención la historia sobre el título de uno de sus libros, Un dente sen cadáver (un diente sin cadáver), porque resulta que cuando se lo dijo a los de la editorial, estos le recomendaron poner Un cadáver sen dente, pero él, con mucha razón, argumentó que al lector le llamaría más un libro titulado Un dente sen cadáver.



Tras este taller, Rush y yo nos separamos. Ella fue al taller de cómic manga y aquí os dejo con su opinión:

Rush: Estaba dirigido por un grupo de estudiantes de un instituto de Ferrol, que nos hablaron de los diferentes tipos de manga según su temática, nos propusieron dos juegos y respondieron a toda clase de preguntas sobre manga y anime que les planteamos. Aunque no estaba tan preparado como el de misterio, me encantó. Puede que, al ser todos más o menos de la misma edad, resultase, más que una charla, una conversación entre amigos. Además, consiguieron que nos lo pasáramos bien y nos riéramos muchísimo, y eso tiene mucho mérito.

Yo estuve en el taller de literatura transmedia, con Fran Alonso (escritor que me pareció muy simpático a pesar de ser el autor de un libro de poemas que Rush no guarda con demasiado cariño en el corazón).


Imagen de Edu xunta

Sindy: Fran Alonso nos explicó la diferencia entre literatura transmedia (como puede ser la adaptación de un libro al cine, siendo fieles al libro) y la literatura crossmedia (que consiste en ampliar o desarrollar una idea en distintos medios, por ejemplo basarse en un libro para hacer una película pero hacer una película diferente al libro). Me gustó mucho que como característica de la e-lit o literatura digital (aquella que nace ya pensada para Internet) destacara que el lector interactúa con ella. Eso me hizo pensar que en un blog esto sucede; además de lo que se escriba se puede enriquecer el texto con imágenes, vídeos o audios (de ahí que este tipo de literatura se llame enriquecida o extendida). Y espero no haberos liado con tantos términos diferentes, pero a mí me resultó muy interesante descubrir que cada tipo de literatura tiene un nombre.

Creo que llegados a este punto tengo que resaltar que me dio la sensación de que a todos (desde Óscar López hasta Fran Alonso) les interesaba que los lectores nos convirtiésemos en booktubers gallegos. Lo digo porque con Óscar vimos los planos de cámara que se pueden usar, además de que Violeta Moon fue como invitada, y Fran Alonso ya fue más directo y nos explicó que seríamos pioneros porque, es cierto, apenas hay booktubers de literatura gallega.
Aquí tenéis un vídeo en el que explica de forma cómica los errores habituales a la hora de grabar esta clase de vídeos:


Yo la verdad me lo planteé, pero solo pensar en tener que comprar una cámara, un micrófono, encontrar un lugar adecuado y que tendría que compaginarlo con 2º de bachillerato (lo cual me parece imposible) si empezase ahora… Pues quita las ganas; además de que ni Rush ni yo estamos hechas para hablar delante de una cámara. Pero esperemos que alguno de los asistentes a los talleres se anime, porque sería muy bonito (para mí por lo menos) encontrarme con reseñas en gallego sobre libros gallegos, porque ¡no hay!


Bien, sobre la comida no hay mucho que decir. Tuvimos que hacer cola durante mucho tiempo al sol, pero la comida estaba deliciosa. Además, junto a todo lo que nos dieron al llegar había cupones para comprar la comida, así que no tuvimos que pagar.


Y después nos reunimos unos cinco clubs de lectura para hablar sobre nuestra experiencia en el club. Me llamó la atención que muchos clubs de lectura utilizaban los recreos para hacer sus reuniones, porque nosotros solemos quedar una tarde al mes. Y en especial nos espantó bastante que en un club de lectura tuviesen que hacer un trabajo sobre cada capítulo que leían; ¡nosotras no teníamos apenas tiempo de leer el libro para la reunión como para hacer un trabajo por capítulo!


El último escritor con el que estuvimos fue… ¡César Mallorquí! Su charla se titulaba “Elogio de la mala literatura” y básicamente quiso hacer comprender a los adultos que no debían privar a los jóvenes de leer, aunque fuese mala literatura. Marcó la diferencia entre mala literatura y libros que transmitiesen ideas perjudiciales, que son cosas distintas que no tienen nada que ver. Tal y como me ha dejado escrito Rush, César Mallorquí le pareció majísimo pero ella no está de acuerdo con muchas de las cosas que dijo sobre ese tema en concreto; porque la concepción de lo que es “mala literatura” cambia según las personas y los criterios que se usan pueden ser muy diferentes, así que es algo muy subjetivo. Yo aquí, más bien, creo que César Mallorquí usó como referencia los criterios generales que usa la crítica para valorar un libro. No recuerdo cuáles eran, pero estaban desde la complejidad de la escritura hasta la historia en sí, si no me equivoco. Así que por mi parte me quedo con que un libro “malo” (no sé, simplón, un poco absurdo, con una escritura que deja qué desear) puede acabar llevando a libros increíbles y que lo importante es empezar a leer, el tiempo nos formará como lectores.


 Imagen de Edu xunta

Y, como el propio escritor, remarco que hay que diferenciar entre un libro “malo” y un libro que transmite ideas inadecuadas.


Para terminar, Xabier Díaz y las Adufeiras de Salitre nos deleitaron con su música. ¡Tocaron algo mientras nos íbamos y todo!

Aquí tenéis un vídeo cortito hacia el final de la actuación.

También hubo un intercambio de libros (tú dejabas uno para siempre y cogías otro). Como dijo un amigo, era la oportunidad perfecta para deshacerte de algún libro que no te gustara. Yo intercambié dos libros (uno al que le guardaba algo de rabia y otro que era una recopilación de los relatos ganadores de un concurso, entre los que había uno mío ^^) y conseguí estos dos increíbles libros:


Es importante decir que todos los demás libros que quedaban para intercambiar (porque hicimos el intercambio al final) eran infantiles o poco apetecibles. Tuve la suerte de que una profesora de mi instituto llevó esos dos libros para cambiarlos y yo, por mi parte, los intercambié por los míos.


Así que fue una experiencia maravillosa que nos encantaría repetir.


Aprovecho el final de la entrada para aclarar que últimamente estamos publicando entrada los domingos por falta de tiempo, porque el día que decidimos publicar era los sábados. Pero ahora que hemos terminado el curso ya nos podemos poner a responder los hermosos comentarios que nos habéis dejado, a preparar las entradas con tiempo y a visitar vuestros blogs.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

18 de junio de 2017

¡Dos años de Tardes de Fantasía!

¡Hola, queridos lectores de Tardes de Fantasía!

Hoy es 18 de junio, el mismo día en el que hace dos años publicábamos nuestra primera entrada. Y el mismo día en el que el año pasado nos decidimos a ser más activas y hacer llegar este preciado rincón a muchas más personas. Sí, lo habéis adivinado, ¡¡¡nuestro blog cumple dos años!!!


Tenemos que admitir que no sabíamos muy bien cómo celebrarlo porque nos ha coincidido justo con los últimos exámenes y no hemos tenido mucho tiempo para idear nada (ni responder a todos los comentarios)… Pero algo teníamos que hacer por este día tan especial, así que ¡allá vamos!

Tardes de Fantasía nació para compartir nuestras historias entre nosotras y con el tiempo ha evolucionado a lo que es ahora. Hemos conocido a muchas personitas encantadoras, nuestro número de lectores ha aumentado (¡hemos pasado de los 100 seguidores!), hemos creado nuevas secciones y, sobre todo, hemos escrito mucho. Pero centrándonos en nuestras nuevas secciones, en las últimas semanas ha surgido una que esperamos llegue a muchas personas más. Se trata de una sección que aunque nace en nuestro blog, pertenece a todos los que participan en ella.

Sí amigos, estamos hablando del Gremio de los Escritores, hogar de los creadores de historias y refugio de las almas libres, como nos gusta decir. Todo aquel que esté dispuesto a escribir y a difundir literatura, propia o de otros (reconociendo su autoría, claro) es bien recibido en el Gremio; porque esta es su finalidad. ¿Sabéis? Los escritores suelen nutrirse de lo que leen y hoy en día hay textos muy inspiradores perdidos por Internet. Historias perdidas… Historias que nunca serán contadas… Eso debería cambiar. Si algo queremos que caracterice a nuestro apreciado Gremio, es que la imaginación fluya, vuele y dance hasta superar límites insospechados, ya sea a través del realismo, la fantasía, los sentimientos en estado puro o cualquier forma que adopten las palabras.

Concretamente en nuestro blog, a lo largo de estos dos años han ido surgiendo distintos tipos de entradas, como los Cantos a la naturaleza de Sindy, o nuestro Tiempo de reflexión, del que últimamente se encarga más Rush. Y ahora, a sus dos años, queremos incluir una nueva sección, que en realidad surgió hace bastante tiempo pero que habíamos dejado medio de lado. Esta sección se llamará “Crónicas de la Sauna” y, aunque no lo parezca, guarda relación con el Gremio. Porque su función será la de compartir nuestras verdaderas Tardes de Fantasía, unas historias perdidas en un lugar terrible llamado “La Sauna”.

Y si nos hemos atrevido por fin a organizar esta sección es porque de esas Tardes de Fantasía suelen surgir nuestras mejores historias. Así que a partir de ahora, cuando veáis alguna de nuestras entradas encabezada por CdlS, ya sabéis que os encontraréis con una historia extremadamente diferente a lo que hayáis leído últimamente.

Continuando con lo de las historias perdidas, Crónicas de la Sauna nos va a permitir contar las leyendas más secretas que se guardan en el Gremio. Imaginadlo, una construcción aún sin determinar en un lugar por decidir (la sede del Gremio) donde las Maestras se reúnen para escribir en libros antiguos leyendas que solo ellas conocen… 


Bueno, después de esta amplia introducción, queremos hacer referencia a dos de nuestras historias conjuntas más queridas: La Aurora de los lobos y Sindy y Rush; descubriendo a dos brujas.

El año pasado, en la entrada en la que celebrábamos nuestro primer añito, comunicamos que íbamos a compartir en el blog ambas historias que, como habréis podido observar, hemos dejado de compartir (aunque podéis seguir encontrando las entradas que publicamos). Este último hecho, por supuesto, tiene su conveniente explicación.

En primer lugar, la historia sobre Sindy y Rush (los personajes por los que nos pusimos estos nombres) no la teníamos completamente desarrollada y como escribir dos historias a la vez nos suponía un esfuerzo inmenso, decidimos aplazarla para poder sacarle todo el partido que se merece. Así que por ahora el proyecto está en desarrollo y en el futuro tenemos pensado retomarlo, por supuesto. Creemos que dejar las historias a medias es muy cruel.


Por otro lado está La Aurora de los lobos, que sí teníamos intención de compartir hasta el final. Lo que sucedió fue que aunque nosotras éramos constantes publicando las entradas, el número de lectores decayó hasta que dejamos de recibir comentarios en las entradas relacionadas con la historia. Y claro, nosotras estábamos en 1º de bachillerato y era agotador esforzarnos en tener bastantes más capítulos escritos de los que llevábamos publicados, además de preparar las entradas, sin saber a ciencia cierta si alguien estaba leyendo la historia. Y por eso llegó un momento en el que sencillamente nos centramos en escribir otro tipo de entradas que suponían menos esfuerzo y, a juzgar por los comentarios, leían más personas.


Con esto queremos explicar los motivos que nos llevaron a no publicar nada más sobre ambas historias, por si a alguien le había llamado la atención. Sin duda terminaremos de escribirlas, pero por ahora tenemos otras prioridades y si además no vemos demasiado interés por parte de los lectores, preferimos dedicarles tiempo cuando estemos más libres de estudios y de proyectos.

Este verano, como los dos anteriores, tenemos intención de participar en el concurso literario Jordi Sierra i Fabra para menores de edad. Es nuestro último año, así que ¡nos vamos a esforzar más que nunca! Las entradas seguirán siendo semanales como en los últimos meses, aunque cabe la posibilidad de que en verano tengamos tiempo de publicar alguna más entre semana (eso ya se verá ;).


Llegados hasta aquí, creemos que es el momento de agradeceros a todos los que nos leéis que nos hayáis apoyado para llegar hasta aquí. Este último año nos habéis escrito comentarios preciosos y nos habéis dado ideas fantásticas para escribir; tanto es así que todavía tenemos algunos retos pendientes por cumplir. Tardes de Fantasía es lo que es gracias a vosotros, a los que habéis leído nuestras historias, a los que habéis hecho crecer al blog con vuestros comentarios o siguiéndonos, a los que estáis aquí desde el principio, los que acabáis de llegar y los que llegaréis más adelante.

Tardes de Fantasía es un rincón donde la magia fluye porque vosotros la guiáis; porque una historia tiene dos partes, la del escritor que la escribe y la del lector que la lee.

Nosotras seguiremos aquí deseando compartir mucha más fantasía, ¿os quedáis con nosotras?

Como no puede ser de otra forma, nos despedimos avanzando la entrada de la semana que viene: ¡X jornada de los clubs de lectura de Galicia! Ayer vivimos una experiencia única junto a miembros de otros clubs de lectura que queremos compartir con vosotros y vosotras, seres fantásticos que nos acompañáis en nuestras aventuras.









Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

11 de junio de 2017

La vida entre dos mundos

¡Hola de nuevo, queridos lectores!
Hoy vengo con un nuevo dilema, y es qué hacer cuando tu vida está en medio de dos mundos. Supongo que os estaréis preguntando qué es exactamente lo que quiero decir. Pues bien, Sindy y yo estamos acabando 1º de bachillerato y, como sabréis, es un momento de grandes dudas con respecto a la carrera que se va a elegir. Nosotras, por supuesto, no somos ninguna excepción. Es por eso que ahora, aunque antes estábamos casi seguras, nos empezamos a plantear otras opciones. Y el resultado es que nuestra vida, en estos momentos, se encuentra entre dos mundos muy diferentes, y si vamos por un camino debemos renunciar al otro.
Así que, pensando en esto y en lo innecesariamente complicada que es la vida, he decidido escribir este relatillo. Porque siempre hay una opción correcta y no debemos dejarnos guiar por el destino, sino por nosotros mismos...


La joven había pasado años y años caminando sin parar por un llano sendero, el camino que había considerado hasta ese momento como el camino de la vida, de su vida. Había permanecido inalterable a lo largo de cientos de kilómetros, y se extendía hasta donde abarcaba la vista, al menos al principio. Ahora la rutina de su viaje se terminaba, y en el horizonte no veía el mismo sendero recto que parecía no tener fin. Pero sí lo tenía, y había llegado a él. Y lo que había al final del aburrido sendero era una bifurcación: podía elegir o bien el camino de la derecha, que subía zigzagueante hasta la cima de una empinada montaña, oculta entre las nubes, de modo que no podía ver qué era lo que la aguardaba; o bien el camino de la izquierda, que se estrechaba hasta casi desaparecer y se internaba por un espeso y oscuro bosque, inmerso en una fuerte penumbra aun cuando en el exterior el sol brillaba con intensidad, y, cómo no, tampoco podía ver qué era lo que la aguardaba.
Después de tanto tiempo siguiendo una dirección concreta, aquel cambio la atemorizaba. ¿Qué ocurriría si escogía mal? ¿Sabría encontrar el camino de vuelta? ¿Acaso eso no le llevaría demasiado tiempo? Aunque, por otra parte, aquello era lo que había estado buscando desde el principio, porque uno de esos dos caminos la llevaría, sin duda, a su destino, tan ansiado.
No podía aguardar más, debía tomar la decisión que marcaría el resto de su viaje. Podía escalar la montaña, haciendo un gran esfuerzo, buscando siempre alcanzar la cima, más allá de las nubes, aunque aquello la dejaría terriblemente exhausta y desconocía si todo su trabajo daría resultados. O podía elegir el bosque, adentrarse en lo desconocido, donde quién sabía lo que se ocultaba, si alegrías o penas.
Suspiró y sonrió. No sabía si tomaba la decisión correcta o si se equivocaba, pero valía la pena intentarlo. Lo único que importaba en aquel momento era seguir adelante, y así lo hizo.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

3 de junio de 2017

Al mal tiempo, buena cara

¡Hola de nuevo, lectores!
Hay momentos en la vida en que parece que el mundo entero se desmorona, y que lo único que queda es un agujero de dolor muy hondo dentro de ti. ¿Conocéis esa sensación? Seguro que alguna vez lo habéis sentido, y es que es normal. Supongo que muchos estaréis pensando que esta entrada será triste y lúgubre, que solo escribo estas palabras para desahogarme y que seré muy pesimista por ello. Nada más lejos de la realidad. Si escribo esto es porque hay que poner al mal tiempo buena cara, y que si pasas por un momento de gran desesperación, la vida te lo compensará con felicidad. Así pues, esta entrada va dedicada a los tristes, para que sepan olvidar el himno de la soledad con una sonrisa.

Lo primero que conviene saber es que de todo lo malo siempre se puede sacar algo bueno (por muy difícil que parezca). Porque al estar sumido en la más profunda oscuridad, cualquier mínimo destello de luz brilla como un faro en el mar. Así que debemos centrarnos en ese destello, y en cómo encontrarlo.

Os dejo un enlace a una página donde encontré el relato que leímos hace años en clase de lengua castellana (es una historia cortita), y que tiene mucho que ver con esto: http://www.laventanita.net/noticia.asp?idn=106. Espero que lo leáis, merece la pena.

Pues bien, lo que yo os propongo es algo parecido, aunque centrado únicamente en los momentos de tristeza, para encontrar esa lucecita de felicidad que se esconde en ellos. Podéis, como en el relato, escribir vuestro problema en algo que se borre (no tiene por que ser en arena, evidentemente, pero podéis escribirlo en un papel y romperlo, por ejemplo), aunque no es del todo necesario. Yo me centraré en otra cosa, y es que consigáis la fuerza de voluntad necesaria para dejar de lado vuestras penas por un momento, lo necesario para escribir una única frase. Se trata de que sea una frase optimista, alegre, que consiga arrancaros una sonrisa. Si lo lográis, significará que habéis sido capaces de encontrar esa luz y plasmarla en un papel a través de las palabras. Y es que, como ya sabéis, en este blog creemos firmemente en la fuerza y la magia de las palabras, que, del mismo modo que tienen el poder de causar ese mal tan profundo, también tienen la capacidad de curarlo.

Y, por último, refugiaos en los amigos (en los de verdad). Tanto si habéis escrito la frase como si no, un buen amigo es el mejor remedio para cualquier mal y el tesoro más valioso que existe en este mundo.

Espero que no paséis por esta clase de situaciones, pero que, si lo hacéis, os haya servido mi consejo. Porque los más oscuros momentos acaban convirtiéndose en una pequeña sombra en un rincón de la memoria, siempre y cuando vivamos al máximo los momentos felices.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

28 de mayo de 2017

Tormenta

“¡Oh, tormenta! ¡Oh, tempestad oscura que amenazas nuestros corazones! A veces tus rayos, tu penumbra, tu maldad, atraen a los débiles humanos. A veces ellos se dejan embaucar porque es más fácil que tu desesperación los arrastre antes que afrontar lo que los preocupa. ¡Oh, bella oscuridad! Te diré algo, no eres tan hermosa como supones, no eres tan deseada y no podrás tenerme entre tus garras. Porque yo conozco el secreto de tu encanto. No eres nada tormenta y no te dejaré serlo. No seré tu prisionero durante más tiempo, me atreveré a desafiarte por fin y venceré porque tu poder reside en mi desesperación, nada más. Quieres que crea que eres poderosa, superior a mí, cuando en realidad ¡soy yo el causante de tan terrible y atrayente perdición! Pero ya está, digo basta. ¡Basta! ¿Me escuchas? ¿Ves cómo te desvaneces? Yo te pongo fin, tempestad de mi propio ser. Impediré que resurjas porque soy más fuerte de lo que crees y no volveré a sucumbir a la desesperación. Cuando crea que no pueda más, llamaré al sol luciente, el único que en verdad es capaz de sostenerme antes de caer en las tinieblas.” 

De "Canto a la Naturaleza", Sindy B


P.D.: Este relato aparece también en una de nuestras entradas, pero creo que se merece tener su propia entrada ahora que lo he incluido en mis escritos dedicados a la Naturaleza ^^.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

21 de mayo de 2017

Lluvia


La lluvia cae sobre mi piel helada. Una lluvia fría y repentina, lluvia de pensamientos y soledad. Simplemente lluvia.

Cae la lluvia sobre mi piel y soy yo la que se derrumba sobre la tierra. No siento la hierba, no siento el viento, no siento nada; solo lluvia. Su sonido me envuelve, su frescor me acuna. No quiero quedarme dormida porque no hay nadie que pueda despertarme; solo la lluvia y su canto eterno. Me envuelve la armonía de las gotas que saltan sobre mi cuerpo; nadie vendrá para cubrirme con su paraguas, no quiero que lo haga. Ya formo parte de la lluvia, no quiero que alguien rompa este momento.

Tengo frío, tengo sueño, ¿acaso es esto un sueño? Es solo lluvia.

Porque estoy sola, solo yo y mis pensamientos persistimos en este solitario paraje. Pensamientos de soledad, pensamientos solitarios.

Anhelo a esa persona que debería estar a mi lado y protegerme de la lluvia. La anhelo y la rechazo a la vez, porque he descubierto la lluvia y la lluvia me ha descubierto a mí. No necesito más que la infinidad de las gotas.

Estoy sola, ¿o ya no?

La lluvia me envuelve, me llama, me busca. Yo me levanto y me muevo al son del agua. He encontrado mi lugar, mi ser, mi fuerza. Está en mí.

Ya no estoy sola, la lluvia camina a mi lado.

De "Canto a la Naturaleza", Sindy B.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

14 de mayo de 2017

El Gremio de los Escritores: lista oficial y lista personal de blogs

¿Qué es el Gremio de los Escritores y cómo unirse? Haced click aquí :)
Para la página con todos los enlaces y la información sobre el Gremio, pulsad aquí.

Lectoras y lectores, seres fantásticos que habéis llegado hasta aquí: Sindy y Rush, maestras del Gremio de los Escritores, os invitamos a participar en el mismo y a echar un vistazo a los blogs de la lista. En cada uno encontraréis mundos distintos e historias que nunca antes habían sido contadas.
En el Gremio nos dedicamos a reunir escritores errantes y mentes libres para que toda historia encuentre su lector y todo lector su historia.

¡Bienvenidos al Gremio y gracias por participar!



LISTA OFICIAL DE LOS MIEMBROS DEL GREMIO DE LOS ESCRITORES


Maestras del Gremio

Sindy B y Rush H, del blog Tardes de Fantasía.
“En este blog se esconden los secretos de miles de tardes místicas e inolvidables. La realidad y la fantasía se funden en un universo repleto de seres mágicos, hadas, dragones, brujas, lobos que aúllan a la luz de la aurora y, sobre todo, palabras.”

Escritores

Alguien del Mundo del blog Inefable ~ ¡Primer miembro!
“Porque todas las estrellas se desvanecen. Solo trata de no preocuparte”

Cele de los blogs Celeste F. Moncada y Nunca cierres la puerta ~ Segundo miembro ❤
Es mágico tener esa capacidad de inventar un mundo que no ha inventado nadie antes.

¡Únete! ¡Aceptamos todas las sugerencias que se te ocurran!

*Los nombres, rangos y descripciones del blog se modificarán a petición de los miembros y con la supervisión de las maestras.







Nuestra lista personal de blogs de escritura

El enlace está en el nombre del blog ^^

Por Sindy y Rush: Aunque lleva un tiempo algo abandonado, es un blog que nos encanta porque adoramos los libros de Rubí, Zafiro y Esmeralda y en este blog Judit lleva años escribiendo la historia desde la perspectiva de Gideon <3

Por Sindy: Cuando me paseo por este blog, siempre consigo animarme. Ru tiene una forma especial de contar las cosas. Su blog es más que relatos, poemas y reflexiones. Su blog es su blog y creo que solo leyendo algo suyo se puede comprender lo que quiero decir ^^.

Por Sindy: En este blog conocí a Raquel, una chica apasionada por la escritura y que, como Rush y yo, participó en el concurso Jordi Sierra i Fabra.

Por Sindy: "Palabras para encontrar... Sueños que nos mantienen asomados a la baranda..." Un blog que siempre me inspira y me deleita con palabras preciosas, 100% recomendado :)

Por Sindy: Maldición de Invierno es una historia que estoy deseando poder continuar, pero comprendo que por falta de tiempo y con pocos lectores Cele solo haya podido publicar el prólogo y el capítulo 1. Estoy segura de que en el futuro podré leer el libro completo <3

Por Sindy: Como el propio Héctor indica, en este blog se hallan recursos de escritura, libros, poesías, reseñas, escritos y todo lo relacionado con el mundo de la escritura. Os dejo algunas de sus palabras: "A pesar de todo y de todos yo aún creo en la vida, yo aún creo en ti que estás leyendo esto, yo aún creo que en el mundo existen personas que sueñan, que sienten, que vuelan, yo elijo creer en lo bueno, yo elijo seguir creyendo en mis pasos bajo la lluvia."

Por Sindy: Aunque últimamente Aída se está dedicando más a las reseñas, en su blog se encuentran maravillosos relatos con finales inesperados. Son relatos cortitos, así que podéis viajar a través de la magia de sus palabras sin necesidad de tener mucho tiempo ^^.

Por Sindy: Un paraje lleno de reseñas, tutoriales y mucho más, pero sobre todo, y lo que a mí me hechizó, lleno de relatos breves e intensos.

Por Sindy: Este es un blog que aún estoy descubriendo, pero tengo la sensación de que me quedaré por él. Cuando tenga tiempo de pasarme más por él os cuento ^^.

~Si se nos escapa algún blog, lo añadiremos pronto~

¿Te unes al Gremio de los Escritores?

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

6 de mayo de 2017

El Gremio de los Escritores

¡Hola, seres de más allá de la fantasía!

Una sola palabra es capaz de encerrar un poder inmenso y si las palabras caen en la persona adecuada, pueden crearse maravillas.

Ahora que llevamos un tiempo en este enigmático mundo de blogger, sabemos que como nosotras existen personitas que escriben y comparten en sus blogs aquello que crean. Relatos, poemas, reflexiones, novelas… Tomen la forma que tomen, hemos encontrado multitud de palabras que nos han llegado muy hondo.

Por eso se nos ha ocurrido la curiosa idea de elaborar una lista con blogs de escritores, porque sí, amigos, ¡los blogs de escritores existen! Y es una pena que las joyitas que escriben se pierdan en el infinito de la red.

Por supuesto, nos encantaría que participaseis en nuestro Gremio de Escritores particular :).



Hace tiempo creamos con Cele la inciativa “Seamos Escritores”, que por su propia complejidad parece que no ha salido adelante. Pero en Tardes de Fantasía, Sindy y Rush seguimos deseando encontrar escritores errantes que se animen a unirse a esta peculiar familia que queremos que sea el Gremio de los Escritores.

Bien, y con esta introducción, ¡vamos allá!


¿Qué es el Gremio de los Escritores?

Nos gustaría que llegase a ser una comunidad de personas que escriben porque tienen algo que transmitir o simplemente por amor al arte.

*Nota de Sindy: me gustaría que fuese algo tan bonito como el gremio de Fairy Tail (para los que lo conozcáis ^^), solo que de escritores y con menos explosiones.
*Nota de Rush: vale, ahora me gustaría conocerlo...


¿En qué consiste?

En esta entrada realizaremos una lista con los enlaces a los blogs de escritores que quieran formar parte del Gremio y otra con los que a nosotras nos gusten.
La iniciativa consiste en crear listas de blogs propias o compartir la lista oficial de Tardes de Fantasía para ponerla al alcance de más personas, para que todo aquel que la vea pueda encontrar con facilidad esas palabras que quizás no sabe que necesita.


¿Quién puede participar?

El Gremio lo forman los escritores, pero cualquiera que quiera difundir la fantasía y la magia de las palabras tendrá las puertas del Gremio abiertas cuando lo desee. Lo invitaremos a té y galletas y nos interesaremos por su lista de blogs y por su propio blog.


¿Cómo participar?

En Tardes de Fantasía llevaremos el recuento oficial de miembros, que serán los que con un amable comentario nos indiquen que quieren unirse al Gremio y nos dejen la dirección de su blog.
Después de la lista de miembros, haremos una lista personal de blogs que nos gustan a nosotras. Vosotros podéis poner el banner de la iniciativa en vuestro blog y enlazarlo con esta entrada para que los lectores accedan a la lista de blogs, o bien enlazarlo a una sección o entrada de vuestro blog en la que creéis vuestra propia lista o habléis del Gremio de los Escritores.
Cualquiera puede crear sus propias listas de blogs, forme parte del Gremio o no. Tardes de Fantasía será algo así como el lugar de reunión para los miembros del Gremio, así que agradeceremos que nos incluyáis en vuestras listas para que más miembros puedan unirse.


Si difundís la lista del Gremio de los Escritores, pero no formáis parte del mismo porque en vuestro blog no compartís escritos propios, sabed que en el futuro quizás podáis uniros de forma extraoficial. ¡El Gremio de Escritores todavía está naciendo, todo lo que nos propongáis lo tendremos en cuenta!


Si hay algo que no entendáis, comentadlo o contactad con nosotras sin duda.


Aclaraciones:

Los blogs que se incluyan en las listas personales no tienen por qué formar parte del Gremio, pero sería interesante contactar con dichos blogs para que sepan de su existencia y que pueden unirse en cualquier momento.
Si nos aportáis más información sobre vosotros o vuestro blog, también la incluiremos o la pondremos a nuestra manera ;) (desde la descripción que queráis que aparezca de vuestro blog hasta el color con el que queráis que aparezca vuestro nombre).


Proyectos del Gremio para el futuro:

  • ☘  Mejorar el banner; el que tenemos ahora lo hemos creado para que el Gremio tuviese uno, pero estamos seguras de que a alguno de nuestros miembros se le ocurrirá un banner más apropiado.
  • ☘  Escoger un símbolo que represente a nuestro querido Gremio.
  • ☘  Decidir el lema del Gremio, como debe de ser, tenemos que tener nuestro propio lema.
  • ☘  Crear una cuenta de Twitter del Gremio (?) para que les resulte más fácil a los miembros estar al día de todo lo que se haga. Nosotras no tenemos experiencia en esta red social y ahora mismo tampoco podríamos aprender a usarla y llevar la cuenta por cuestión de estudios. ¡Así que nos encantaría que alguno de los miembros pudiese encargarse de este proyecto!
  • ☘  Decidir el edificio de nuestro Gremio, porque como Gremio que somos tenemos que tener uno. Aquí tenéis algunas propuestas rápidas, pero esperamos que tengáis muchas más:



Podría ser un lejano castillo...


O incluso ser un Gremio de mar, las posibilidades son infinitas...


Y si lo preferís, podemos construir nuestro lugar de reunión en el fondo de un bosque.

¡Vosotros decidís y proponéis! Más adelante haremos una votación como es debido.

La lista oficial de miembros del Gremio así como nuestra lista personal se actualizarán en esta entrada


¿Te unes al Gremio de los Escritores?


*Podéis mandarnos un mensaje a tardesdefantasia@gmail.com para uniros o preguntarnos cualquier duda.

Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

29 de abril de 2017

El dragón solitario

Esta es la historia que escribí para el concurso Mundos Fantásticos convocado por el blog de Luna Antigua. Hacía mucho tiempo que tenía ganas de darle forma a esta historia ^^, espero que la disfrutéis.


Alguien los observaba.

El fin estaba cerca en la batalla que marcaba el fin de una época y el principio de otra. El valeroso guerrero portaba su espada de madera, decorada con las primeras flores Iléi del año. El dragón, por su parte, mantenía su posición frente a él con creciente indecisión ante los vítores del público, dirigidos claramente a su oponente.

Todos los años había demasiadas peticiones para representar al guerrero y ninguna para representar al dragón. Maw, el niño que interpretaba el tan ansiado papel, lo había conseguido con esfuerzo y dedicación, mientras que Row estaba allí por obligación y azar. Le había tocado a él y debía hacerlo.

—¡Acaba con el dragón! —se emocionó una mujer de la tribu.

Sus cabellos rojos resplandecían a la luz de los frutos luminosos que colgaban de las ramas que cubrían el claro del bosque. Ella y todos los miembros del clan se sentaban en círculo alrededor de los dos actores. Cuando alguien empezó a dar golpes en el suelo, emocionado, todos lo imitaron.

Row deseaba estar castigado en su humilde choza o en lo alto de las ramas del bosque, donde nadie se atrevía a subir, antes que bajo las miradas enloquecidas de quienes los observaban.

Y la sensación de ser observado por alguien persistía.

—Por nuestro hogar, nuestro Bosque sagrado que tantas veces habéis amenazado con vuestro fuego —interpretó Maw su papel—, ¡yo te destruiré, último de los dragones!

—Una espada de madera no podrá atravesarme —respondió Row con una firmeza que no sentía.

—No es una simple espada de madera, dragón. ¡El Bosque nos protege y nos da su poder!

Y rozó con los dedos las flores Iléi de su espada, como si fuesen a resplandecer como en la leyenda.

—Unas flores no evitarán… —a Row le parecía que la actuación se volvía más irreal por momentos—… que destruya vuestro Bosque.

Los continuos e irregulares golpes contra el suelo se hicieron más fuertes. La tierra temblaba y todas las criaturas de Dasoria, el Bosque sagrado, despertaron.

Ahora eran cientos o miles los pares de ojos que los observaban y, sin embargo, seguía habiendo una mirada que destacaba entre las demás.

El clan, además de hacer vibrar la tierra, comenzó a entonar un suave canto. Todo eran vocales dulces y melodiosas que pretendían ser lo opuesto a un rugido de dragón. Hacía cientos de años que Kaw había derrotado a la última de estas criaturas y nadie podía recordar cómo rugía un dragón, pero debía de ser un sonido oscuro, áspero y tenebroso.

Los seres del Bosque imitaron a los humanos con sonidos; todos eran criaturas de Dasoria y un vínculo las unía. El propio Bosque parecía despertar con esta llamada, las hojas de los árboles temblaron y algunas cayeron, dejando nacer otras de colores más brillantes.

Era de noche, pero la luz de Dasoria daba vida incluso al aire.

—¡Nuestro Bosque nos protege! ¡Tu cielo no puede ayudarte bajo nuestros árboles!

Siempre el mismo espectáculo desde hacía siglos, Kaw enfrentándose al último dragón con la ayuda de Dasoria y el dragón saliendo derrotado de la batalla.

Row, como tenía que ser, llevaba toda su vida odiando a los dragones y aclamando a Kaw, quien había conseguido despertar a Dasoria él solo para derrotar a su enemigo. Pero de repente dudaba, de repente Row se sentía como si después de aquella noche también él saldría derrotado como el dragón.

Iba a decir las palabras que le correspondían a continuación, pero ya nada tenía el mismo sentido.

—¿Cómo puede hablar un dragón si se supone que de su boca solo salen los oscuros rugidos de más allá del cielo? —dijo sin pensar.

Eso se lo había preguntado a su abuela una noche de tormenta, hacía algunos años, en la que los truenos se parecían demasiado a lo que debían de ser los rugidos de un dragón. Su abuela le había dicho que si fuese un dragón, anunciaría el caos con su oscura voz. Pero para Row no tenía sentido que un dragón pudiese hablar si solo causaba el caos, porque para él las palabras eran un don de Dasoria. Como respuesta, su abuela le prohibió que preguntara cosas que pudiesen ofender al Bosque sagrado.

—Eso mismo me pregunto —improvisó Maw— y prefiero no conocer su oscura respuesta.

Después le lanzó una mirada de advertencia a Row. Él asintió y trató de concentrarse, pero la inquietud lo invadió al sentir de nuevo una penetrante mirada, esta vez sin duda clavada en él.

Maw alzó la espada con maestría y la dirigió hacia Row. No había peligro, pero Row la esquivó quizá porque había nacido con la desgracia de ser alérgico a las flores de Iléi o quizá por lo nervioso que estaba.

El público gritó indignado y Row aprovechó esos segundos de desconcierto para mirar a su alrededor. Vio a Wae, la hija de los jefes de la tribu y para él la más radiante dama de cabello rojizo. Ella lo miró decepcionada por haber esquivado el golpe que pondría fin al ritual y daría comienzo a los demás festejos.

A veces, Row sentía que lo miraban como si él fuese un dragón. No por su alergia a las legendarias flores que habían derrotado a la última de estas criaturas aladas, tampoco porque estuviese interpretando a una. No, él sentía que lo miraban como a un dragón porque, sin pretenderlo, Row veía más allá de unos horripilantes monstruos de los cielos.

Ante la mirada de Wae, bajó un poco la cabeza, aunque esos no eran los ojos que necesitaba encontrar en ese momento.

Maw volvió a la carga y Row estaba dispuesto a aceptar el roce de las flores que le dejarían la piel dolorida durante varios días. Pero entonces, los vio. No distinguió su color o a quién pertenecían, tampoco hizo falta. Aquella mirada poderosa y profunda lo hizo olvidarse hasta de su propio nombre. En ese instante sintió que ya no era Row el raro, el diferente, el dragón. En ese instante sintió que alguien veía a través de él y no lo juzgaba, más bien lo invitaba a dejar salir sus impulsos más escondidos, los que ni él mismo sospechaba que tenía en su interior…

Dejó de ver aquellos poderosos ojos.

Maw deslizó la espada hacia Row y los golpes en el suelo se aceleraron. Entonces, una llama de fuego surgió entre Maw y Row. ¡Fuego! Los cánticos cesaron, todo se detuvo; hacía tanto tiempo que no se encendía un fuego en Dasoria que nadie supo cómo reaccionar. Los animales fueron los primeros en desaparecer, después llegaron los gritos humanos. Eran gritos de horror, de malos presagios y preguntas sobre cómo apagar esa llama infernal.

—¡Agua! —exclamó sabiamente un anciano.

Maw se había caído hacia atrás de la impresión, pero Row seguía firme, hipnotizado por la belleza de la llama que en los demás causaba desesperación.

—¡Apártate del fuego, chico! —gritó alguien.

Row fue consciente entonces del caos y empezó a asustarse. No tardó en ver a algunos que lo contemplaban con horror creyendo que Row tenía algo que ver con la aparición del fuego. Él dio varios pasos hacia atrás y cuando la oscuridad del Bosque más allá del luminoso claro lo cubrió, echó a correr.

—¡Row! —escuchó.

Pero nadie pudo detenerlo antes de que se perdiese entre los árboles.


Sus pies avanzaban solos y la cabeza le daba demasiadas vueltas. Temía haber enfadado a Dasoria con su comportamiento o incluso algo peor; que los dragones resurgieran de aquel fuego.

Algunos frutos luminosos iluminaban de vez en cuando su camino, pero él no se fijaba en nada, solo sabía que corriendo se sentía más ligero.

Después de un tiempo corriendo, ante él surgió una torre de piedra tan alta que sobrepasaba la copa de los árboles. Row se detuvo. Aquella construcción era un vestigio de un tiempo antiguo de damas, caballeros y dragones; era lo único que quedaba para demostrar que había habido un tiempo en el que mirar al cielo era habitual y no aterrador. Se decía que una solitaria mujer habitaba la torre, pero, que se supiera, nadie había entrado para comprobarlo. Era una historia antigua de esas que a Row le gustaban cuando debían asustarlo.

La puerta de la torre estaba abierta.

El fuego, la huida y ahora la puerta abierta… Row se acercó a la torre y entró; ya se había asustado lo suficiente por un día. Empezó a subir una interminable escalera de caracol con escalones de piedra. Llegó al último y empujó una puertecita de madera. Al otro lado, había una habitación con libros y muebles de los que había oído hablar en los cuentos. Dos antorchas con fuego iluminaban el lugar; más fuego. Intentó no acercarse a las llamas y cruzó la habitación para asomarse a la ventana y ver lo que nadie en su clan había visto nunca; el cielo.

Se maravilló. Faltaba poco para que la oscuridad de la noche se retirara, pero las estrellas todavía brillaban en el horizonte infinito. Row imaginó que las estrellas eran los ojos del cielo…

—Hermoso, ¿verdad? —dijo una voz.

Row se giró de inmediato y vio en la puerta a una mujer. No parecía especialmente mayor, pero aunque no tuviese arrugas, su pelo era blanco y su mirada… su mirada era antigua y profunda, como si hubiese visto más de lo que debería. Era la misma mirada que lo había observado durante el espectáculo.


—¿Es usted la señora de esta torre? —preguntó Row con precaución.

Sabía que no pertenecía a su tribu, por lo menos desde que él había nacido, porque nunca la había visto.

—Llámame Elis —respondió con una sonrisa.

Se alejó de la puerta y se sentó en una silla mientras cogía un libro y lo hojeaba.

—No te puedes llamar así —se extrañó Row, que no se había movido de su sitio.

Elis alzó la mirada y Row no supo decir de qué color eran sus ojos.

—¿Por qué? —cerró el libro.

—Las… las personas usan nombres de tres letras.

Elis se levantó y se acercó lentamente a él con una sonrisa.

—Las plantas reciben nombres de cuatro letras, no las personas —continuó Row sin dejarse inmutar.

—¿Y para quiénes son los nombres de cinco letras?

Estaba casi a su lado.

—Para —tragó saliva— los animales.

Elis, ya junto a él, se asomó por la ventana sin temor a caerse.

—Y las siete letras se reservan para Dasoria… —suspiró la mujer viendo las copas de los árboles.

Row dio un paso hacia atrás y buscó la puerta con la mirada.

—Y nos quedan las seis letras que tanto os gusta evitar… ¿Recuerdas para qué nombres se utilizaban?

—Para los dragones… —contestó él en voz baja.

Elis se apartó de la ventana y cogió el libro que había estado hojeando antes.

—¿Has visto alguna vez un dragón?

No hizo falta que Row respondiera, ambos sabían la respuesta. Elis abrió el libro y le mostró una ilustración.

—Esto es un dragón.

Row tembló al ver los afilados colmillos y las poderosas garras de la criatura.

—Seres de fuego y de escamas de oro —recitó ella—, no pobres muchachos parloteando en el claro de un bosque.

—Dasoria no es un bosque —se molestó Row—, es el Bosque.

Elis cerró el libro y miró a Row muy seriamente.

—¿Sabes por qué vine a vivir a esta torre? ¿Estuviste acaso presente cuando Kaw mató al último dragón? No. No puedes ver que todos en tu clan os limitáis a ver a Dasoria, sin saber que el mundo no se acaba en este bosque. Como también insistís en creer que el único dragón que fue derrotado una vez era el último de su especie.

»Desde el momento en el que te vi representando al dragón, supe que eras diferente a todos los hombres y mujeres que lo representaron antes que tú. Por eso creo que deberías tener algo…

Se acercó a una estantería y cogió un libro de tapas doradas.

—No sé leer —fue lo único que se le ocurrió decir después de escuchar a Elis.

Nadie en Dasoria sabía.

—No necesitas leer si sabes interpretar las imágenes.

Se lo tendió y Row esperó para cogerlo.

—¿Por qué me lo das?

Elis sonrió, enigmática.

—Porque sé que los dragones volverán y si lo único que creéis de ellos es que son criaturas sanguinarias, lo serán. Y sería una lástima que la magia de Dasoria desapareciera bajo el fuego de los cielos por unos humanos que no sabían la verdad.

Row cogió el libro.

—¿Qué verdad?

Pero Elis no pudo responder.

—¡Row! —exclamó alguien subiendo la escalera de caracol.

Maw llegó acompañado de varios jóvenes de la tribu. Solo él tuvo tiempo de entrar porque al ver a Elis se asustó, saltó hacia atrás y tiró una de las antorchas de la habitación.

—¡Maldito fuego! —gritó y miró a Row—. ¡Vámonos!

Maw y los otros chicos se fueron mientras todo empezaba a arder. Row corrió hasta la puerta con el libro en brazos y se dio cuenta de que Elis no estaba con él.

—¡Elis!

Las llamas la envolvieron y ella, en vez de ir tras Row, se acercó a la ventana.

—¿Ves qué hermoso es el cielo al amanecer?

Row quería atravesar el fuego para despertarla de su locura, pero no podía.

—Oh, no te preocupes por mí, preocúpate por salvar ese libro y estar preparado para el verdadero espectáculo, la llegada de los dragones…

El fuego deshacía la ropa de la mujer y Row contuvo un grito de impotencia. Elis levantó un pie y lo posó sobre la repisa de la ventana, después miró hacia atrás.

—¿Sabes cómo se llamaba ese último dragón que tanto celebráis haber matado? Su nombre era Elisia.

Y saltó por la ventana. Pero no cayó, sino que fue tomando la forma de una criatura que hacía siglos que no sobrevolaba Dasoria.

Row bajó corriendo de la torre, impactado. Al llegar al suelo empezó a llover y Maw, aliviado, le pasó un brazo sobre los hombros.

—Tenemos un espectáculo que terminar, dragón.

Entonces escucharon un trueno, aunque Row sabía lo que era en realidad. Miró el libro y a pesar de no sentirse seguro de poder interpretar al dragón, sí sintió que podría evitar que estos acabaran con su pueblo.

Porque los dragones también hablaban.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share:

22 de abril de 2017

Políticas del blog

¡Hola y gracias por leer!
Nunca viene mal dejar claros algunos aspectos con respecto a cómo funcionamos en Tardes de Fantasía.
Para empezar, lo más evidente:

En este blog compartimos escritos propios, ya sean historias, opiniones, poemas o lo que se nos pase por la cabeza. Lo escribimos nosotras y nos encanta poder compartirlo, sin buscar ningún lucro ni beneficio más que el de las opiniones de nuestros lectores para poder mejorar.
No tendríamos ningún inconveniente en que compartierais nuestros escritos o utilizarais frases de los mismos, siempre y cuando indicaseis su autoría y procedencia. En caso de duda, contactad con nosotras. Es sencillamente porque lo que escribimos es muy preciado para nosotras y nos disgustaría encontrarnos por ahí nuestras palabras perdidas por el mundo.

Por supuesto, NO AL PLAGIO. Nos parece una práctica horrible y que sabemos que no lleváis a cabo, pero queremos remarcar que en Tardes de Fantasía condenamos el plagio, una práctica que va contra los derechos de la persona que crea y convierte en miserable a quien lo practica.
Estamos juntos en la lucha CONTRA EL PLAGIO. Como hemos dicho antes, incluso nos encantaría que nuestras palabras os inspiraran y decidieseis compartirlas, pero tenéis que tener en cuenta que compartir algo que ha escrito otra persona sin indicar su autor original es lo mismo que plagiar, aunque se haga sin querer.

En cuanto a los derechos del blog, todos los escritos así como la propia página están registrados bajo una licencia safe creative (que encontraréis en el lateral del blog). Concretamente están a nombre de Sindy B, porque en su momento fue ella la que se encargó del registro. Los dibujos que realizamos nosotras también están registrados de la misma forma.
Esta es una medida que aporta confianza a la hora de tener un blog, así que si tenéis un blog y no usáis las licencias creative commons sería interesante que les echaseis un ojo (porque el registro es totalmente gratuito y se supone que sirve para que en el tenebroso caso de que un alma oscura se apropie de algo de vuestra autoría, no se salga con la suya).

En general, las imágenes que utilizamos en las entradas están etiquetadas para reutilizar con modificaciones. Así que también suele darse el caso de que modifiquemos estas imágenes para relacionarlas más con nuestras historias.
Por desgracia, hemos comprobado que incluso algunas de las imágenes que aparecen etiquetadas de esta manera, realmente su libre uso es bastante dudable. De modo que si hubiese alguna imagen de vuestra propiedad que se encontrara en nuestro blog, no tendríais más que contactar con nosotras y, si lo deseaseis, la retiraríamos sin problema.
Las imágenes que utilizamos y no son de libre uso, siempre procuramos que incluyan las pertinentes referencias y enlaces a la página de donde la hayamos sacado. Igual que en el caso anterior, si la imagen fuese vuestra y deseaseis que indicásemos de otra forma su procedencia o que la retirásemos, solo tendríais que enviarnos un mensaje.


Gracias por leer y déjate llevar por la fantasía...
Share: